viernes, 24 de febrero de 2017

Orgullosa de lo que soy.



Todo lo que puede ver e incluso lo que no,
le pertenece, sólo a usted… Mi Dueño.

La entrega de mi cuerpo, de mi alma y de mi mente, 
es exclusivamente para usted… Mi Amo.


Bajo su dominación seré su sumisa,
y todo lo que desee por complacerle y gratificarle.

Mi placer lo encuentro a sus pies adorándole, 
donde me siento segura y protegida.


Junto a usted descubrí quien soy y lo que soy,
de su mano siempre guiada.

Nunca me cansaré de aprender todo lo que me enseña,
gracias por su paciencia y dedicación.


Espero con todo mi ser,
que de ningún modo deje de desearme suya.

Jamás me cansaré de entregarle todo lo que obtiene de mí,
por mucho esfuerzo que me cueste.


Solo quiero que goce de su gata,
azóteme, amordáceme, inmovilíceme, utilíceme…

Sométame, doblégueme, fuérceme, fólleme,
hágame bajar al infierno para disfrutarlo junto a usted. 

No hay comentarios: