jueves, 16 de octubre de 2014

ENCUENTRO BDSM on-line


Poniendo un toque de humor, y sin animo de que nadie se ofenda, os dejo aquí una cybersesión  o lo que se supone que seria... jajaja

 Los usuarios de ordenadores a veces suelen practicar sexo “cyber”, y la comunidad D/s cibernética se ve reflejada en esta parodia.  A veces uno de los dos chateros no parece entender bien el significado del sexo “cyber”.  Bueno, tal vez sí...  Veámoslo…


CyberMaster:  Hola, sumi. ¿Cómo eres? Y ¿qué llevas puesto?


Sumi:  Llevo una blusa de seda roja, una minifalda y tacones altos.  Voy al gimnasio todos los días, tengo un cuerpo tonificado y perfecto.  Mis medidas son 90-60-90.  Y tú, ¿cómo eres y cómo vas vestido? 


CyberMaster:  Mido 1.90 y peso 250 libras.  Uso gafas y llevo puestos unos calzones azules que he comprado en Damart.  También llevo una camiseta con varias manchas de salsa de barbacoa de la cena… huele raro.  ¡Ah!, y ¡también tengo una fusta!... Eso creo.


Sumi:  Me siento muy sumisa. Te deseo. ¿Te gustaría dominarme?


CyberMaster:  Ok, de acuerdo.


Sumi:  Bien, imagina… Estamos en mi dormitorio.  Hay una música suave en el estéreo y velas en mi tocador y mi mesilla de noche.  Te miro a los ojos, sonriendo.  Me arrodillo ante tí.  Mis manos bajan hasta tu entrepierna y empieza a acariciar tu gran e hinchado bulto.


CyberMaster:  Espera un momento, que me ha dado un ataque de tos.  Estoy sudando y se me ha caido mi bastón… digooo, fusta. 


Sumi: Te estoy quitando la camiseta y besando tu pecho.


CyberMaster:  Ya estoy listo… Ahora te desabrocho la blusa. Mis manos están temblando.


Sumi:  Gimo suavemente.


CyberMaster:  Te quito la blusa y se desliza suavemente por tu cuerpo cayendo al suelo.


Sumi:  Echo atrás mi cabeza de placer. La seda fría se escurre por mi piel caliente. Te estoy frotando tu polla rápidamente, tirando de ella y frotándola.


CyberMaster:  Mi mano se mueve espasmódicamente y accidentalmente hace un agujero en tu blusa.  Lo siento.  Espera… Estoy buscando la fusta.


Sumi:  Está bien. No era demasiado cara… Y tu fusta está justo ahí.


CyberMaster:  Te la pagaré  (Y ya recuperé mi fusta).


Sumi:  No te preocupes por eso.  Llevo puesto un sujetador de encaje negro.  Mis tetas suaves suben y bajan mientras mi respiración se hace cada vez más fuerte.


CyberMaster:  Me estoy haciendo un lío con el broche de tu sujetador.  Creo que se ha atascado. ¿Tienes unas tijeras?


Sumi:  Te cojo la mano y la beso suavemente. Me desabrocho el sujetador. Se desliza por mi cuerpo. El aire acaricia mis pechos. Mis pezones están erectos para tí.


CyberMaster:  ¿Cómo lo hiciste? -cojo el sujetador e inspecciono el cierre-.  He vuelto a tirar… esa cosa.


Sumi:  Arqueo mi espalda. ¡Oooh baby!. Sólo quiero sentir tu lengua por todo mi cuerpo.


CyberMaster:  Aparto el sujetador, te estoy lamiendo tus… ya sabes… pechos.  Son lindos.  Pienso que quizá debería haber traído unas esposas.


Sumi:  Te paso mis dedos por tus cabellos. Ahora te mordisqueo tu oreja.


CyberMaster:  Estornudo de repente.  Mi teclado… digooo, tus pechos están cubiertos de…¡Joderrr!… ¡mocos y saliva… ¡que asco!.


Sumi:  ¿Qué?


CyberMaster:  Lo siento, de verdad.


Sumi:  Limpio tu moco de mis pechos con los restos de mi blusa rota.


CyberMaster:  Te quito tu blusa húmeda.  La tiro al suelo.  Miro abajo.  ¡He encontrado mi fusta!


Sumi:  Ok. Te estoy bajando tus calzones sudados y te froto tu duro aparato… ¿Estás seguro que eres Amo?


CyberMaster:  ¡Diosss! -Estoy gritando como una mujer-.  ¡Tus manos están frías!  Siiiiiiii! Eso creo. Mira mi nick.


Sumi:  Me estoy levantando mi minifalda. Me quito los panties.


CyberMaster:  Te estoy quitando los panties. Mi lengua se mueve por todos lados, y te estoy mordiendo. hummmmm… espera un minuto.


Sumi:  Qué pasa?


CyberMaster:  Tengo un pelo púbico en mi garganta.


Sumi:  Estás bien?


CyberMaster:  -Tengo de nuevo un acceso de tos y me estoy poniendo rojo- Espera… He vuelto a perder mi fusta.


Sumi:  Te ayudo en algo?


CyberMaster:  -Corro a la cocina, tosiendo como un descosido.  Me agarro torpemente a los estantes, buscando un vaso-.  ¿Dónde guardas tus vasos?


Sumi:  En el estante a la derecha del fregadero


CyberMaster:  -Bebo un vaso de agua- ¡Ya estoy mejor!


Sumi:  Vuelve conmigo, cariño.  Me siento realmente sumisa.


CyberMaster:  Estoy lavando el vaso.


Sumi:  Estoy en la cama retorciéndome por tí.  Y he encontrado tu fusta y las esposas.


CyberMaster:  Estoy secando el vaso. Lo devuelvo al estante y enseguida vuelvo al dormitorio.  Espera, está oscuro, me he perdido. ¿Dónde está el dormitorio?  ¿Dónde están las esposas?


Sumi:  La última puerta a la izquierda al final del hall.


CyberMaster:  ¡Ah, sí!, he encontrado el dormitorio. Pero, ¿qué esposas?, yo no había traído esposas.

Sumi:  Estoy tirando de tus calzones. Estoy gimiendo. Te deseo tanto. He encontrado las esposas que tanto querías.


CyberMaster:  Yo también pero.. ¡no las traje!… sólo traje una fusta.


Sumi:  Te he quitado los calzones. Te beso apasionadamente mientras nuestros cuerpos desnudos se juntan y se tocan -Olvídate de las malditas esposas-


CyberMaster:  Tu cara está presionando mis gafas contra mi cara.  Duele.  Te estoy pegando con mi fusta para que te apartes de mí.


Sumi:  Querido. -¿Por qué no te quitas las gafas?- ¡Oh!, me gusta eso... ¡Síii, síii!... ¡Pégame otra vez y usa las esposas!.


CyberMaster:  Ok, pero no puedo ver muy bien sin ellas, las colocaré en la mesita de noche cerca de las esposas.  ¡Ah, miralas!, ¡así que estaban aquí!.


Sumi:  Me inclino sobre la cama. ¡Dámela, baby!. ¡Déjame sentir tu polla! 


CyberMaster:  Espera, antes tengo que orinar. -Tropiezo con todo para llegar al baño.  Tropiezo con la fusta y dejo caer las esposas-.


Sumi:  Date prisa, amorrrr... No resisto másss…


CyberMaster:  Encontré el baño y está oscuro.  Busco el water y levanto la tapa.


Sumi:  Espero ardientemente tu regreso.


CyberMaster:  Ya lo he hecho.  Busco el tirador de la cisterna pero no lo encuentro. ¡Oh, no!


Sumi:  ¿Qué pasa ahora?


CyberMaster:  Me he dado cuenta de que me he meado en tu cesta de ropa sucia.  Lo siento de nuevo.  Vuelvo al dormitorio, completamente a oscuras.


Sumi:  Mmmmm, sí. Ven 


CyberMaster:  ¡Ay!


Sumi:  ¿Ahora qué?


CyberMaster:  He encontrado la fusta. Me he roto un dedo del pie.


Sumi:  ¡Ven conmigo y hazme tuya! ¡estoy a mil!


CyberMaster:  Ok, ahora voy a meter mi... ya sabes... cosa… en tu… ya sabes… en tu cosa.


Sumi:  ¡Sí! ¡Hazlo baby! ¡Hazlo!


CyberMaster:  Te toco tu suave culo. Beso tu cuello. Huuummmmmm, estoy teniendo un pequeño problema aquí.. abajo.


Sumi:  Muevo mi culo adelante y atrás, gimiendo. ¡No puedo aguantar ni un minuto más! ¡Métemela! ¡Destrózame!


CyberMaster:  No puedo… Estoy flácido.


Sumi:  ¿Qué?


CyberMaster:  Que estoy flojo. No puedo mantener la erección


Sumi: Me levanto y doy vueltas; con cara incrédula.


CyberMaster:  -Me encojo de hombros acongojado- ¡Voy a ponerme las gafas para ver qué va mal!, ¿vale?


Sumi: No importa. Me estoy vistiendo.  Me pongo mi ropa interior.  Y ahora me pongo mi blusa mojada, rota y asquerosa.


CyberMaster:  ¡No espera! –Ahora, bizco, intento encontrar la mesita de noche. Busco por el tocador, golpeando botes de spray para el pelo, marcos de fotos y tus velas-.


Sumi:  Me estoy abrochando mi blusa. Y ahora me pongo los zapatos.


CyberMaster:  ¡He encontrado mis gafas! -me las estoy poniendo y por fin veo bien-… ¡Por Dios! ¡Una de tus velas ha caído en la cortina!. ¡La cortina está ardiendo! -La estoy señalando, tengo la cara desencajada, y me pongo a golpearla con mi fusta-.


Sumi:  ¡Vete al infierno!. Voy a cortar,¡Jilipollas!


CyberMaster:  ¡Ahora es la alfombra la está ardiendo!...¡Oh noooooo!


Sumi:  <se ha desconectado>


(Por favor, tenga en cuenta que sólo es un giño "humorístico", y no está inspirado en nadie


4 comentarios:

AMOWHOR dijo...

Jajajaja. Muy bueno!
Un saludo.

Lobo Feroz dijo...

jaja Ese cyberMaster se merece unos azotes, diría yo, por ser tan inútil!

_gatarebelde dijo...

jajajajajajaja me muero de la risaaa

Anónimo dijo...

Yo no quiero un amo tan torpe