miércoles, 28 de mayo de 2014

El mejor comienzo

Llevaba tiempo esperando aquel día, aquel momento, era hora de dar el paso, ese paso que me convertiría  en la clase de mujer que quería ser.
Quedamos de mañana, bien temprano, había que aprovechar todo el día, llegue al lugar de la cita acordado y como siempre algo tarde, la puntualidad no es mi fuerte; nada mas llegar lo vi, estaba de pie sobre la baranda de la entrada. Baje de mi coche algo nerviosa y apurada , sabia que no tenia que hacerlo esperar, y me acerque a El...
    -" Buenos días Mi Amo" dije con algo de timidez,
 a lo que El respondió...
    - "Buenos días mi zorrita"
 Aquellas dos palabras me hacían pintar una sonrisa en mi boca, no podía evitar llenarme de una inmensa alegría por saber que era de El.
Pasamos un rato agradable mientras desayunamos, y conversábamos de diferentes temas, al acabar el desayuno, miro su reloj y  me dijo...
    -"Es la hora de irnos, espero que estés preparada"
Asentí con la cabeza y le pedí permiso para poder ir al baño antes de marchar, sabia que el me tenia preparado algo, pero no  de que se trataba, eso hacia que mi nerviosismo aumentara, nunca me había visto en aquella situación, y aunque era algo que deseaba con toda mi alma, por dentro estaba completamente asustada ante lo que desconocía.
Cuando salí del baño, ya estaba esperándome de nuevo, me esperaba frente la puerta, no pude evitar pensar, como me gusta ese hombre, su porte tan serio pero al mismo tiempo con esa mirada picarona y esa sonrisa que me tenia completamente encandilada. Fui hacia El y nos dispusimos a ir hacia el aparcamiento, entonces me dijo:
    -"Te vendrás conmigo en mi coche, no te preocupes, al finalizar te volveré a traer"
lo mire y respondí:
    -"si Mi Amo, como usted decida"
Abrió la puerta del copiloto y me indico a subiese, después subió El, entonces saco una venda de la guantera y me dijo:
    -"cierra los ojos y relájate, no quiero que veas donde vamos hasta que no lleguemos"


Uff aquello hizo que algo me subiera por el estomago, no habíamos hecho nada mas que empezar el día y ya empezaba con sus sorpresas.
Partimos hacia no sabia muy bien donde, durante el trayecto no hablo ni dijo absolutamente nada, cosa que no ayudaba a que me relajase; por fin llegamos al destino, no se oia nada solo el motor del coche, y por poco tiempo puesto que lo paro. Entonces me dijo:
    -"Hemos llegado. Pero aun no te quites la venda, espera a que te de la orden.¿ Entendido, zorrita?
    -"Si Mi Amo, entendido"
Bajo del coche, se dirigió hacia mi lado y abrió la puerta
    -"Dame la mano zorrita, y baja con cuidado, no quiero que te hagas daño"
Baje del coche ayudada por El, me retiro un par de pasos, cerro la puerta y dijo con voz firme y segura:
    -"Bien, zorrita, quítate la venda"
Cual fue mi sorpresa, al destapar mis ojos, y ver que estaba en medio de Dios sabe donde, solo se veían arboles y campo y mas campo, no le veía sentido de estar en medio de la nada, pero claro que yo no entendiese aquello, no quiere decir que para El no tuviese su significado o motivo. Después de unos segundos de impacto ante aquello y ver la sonrisa de Mi Amo en su rostro, comprendí que aquello  era el principio solamente. Lo mire tímidamente y con voz temblorosa pregunte:
    -"Amo, ¿que hacemos aquí, por que estamos en medio del campo?
    -"jajaja, zorrita, no preguntes y confía en mi"
    -"Si Amo"
Sabia que El llevaba razón, tenia que confiar en su jucio, además me estaba poniendo a prueba, quería comprobar si de verdad estaba dispuesta a ser la sumisa que el deseaba. Entonces volvió a sonar su voz:
    -"Escúchame bien zorrita, no te lo diré mas veces, solo una, quiero que te desnudes completamente. ¿Entendido?"
    -"Amo, pero ... ¿aquí?"
    -"¿Entendido?
no me dijo mas, me quedo claro lo que deseaba, y me miraba serio esperando la respuesta:
    -"Entendido, Mi Amo".
No había lugar a dudas, me dejo bien claro sus deseos, quería que me desnudase para El, allí mismo, en medio de aquel lugar... y mi mente incapaz de dejar pensar... Dioss! me vera desnuda... y si viene alguien?... Ufff no seas tonta no pienses y actúa complace a tu Amo... era constante esos pensamientos, y estuve así un rato, mientras El me miraba serio fijamente, pero muy seguro de que haría lo que me pedía; creo que me daba tiempo... no se. Al cabo de ese pequeño lapsus mental de dudas y autoconsejo, me decidí a dar el paso. Baje despacio la cremallera de mi vestido color azul marino con pequeños adornos florales, que me quedaba tan bien, y acto seguido me lo quite. El estaba ahí, quieto apollado sobre el capo del coche, mirándome fijamente, pero ahora tenia una pequeña sonrisa de satisfacción en la cara. Entonces dijo:
    -"Muy bien, zorrita, vas muy bien, ahora la ropa interior, lo quiero todo fuera, deseo ver toda tu piel"
Diosss !! la cara me ardía, y no conseguía mirarle a los ojos fijamente, sentía una vergüenza horrorosa, y sin embargo notaba como mi sexo se humedecía por segundos, aquella situación me estaba exitando, y El lo notaba. No quise hacer esperar mas a Mi Amo y desabroche mi sujetador, negro con detalles de encaje que trasparentaba mi pecho. Le mire, y vi como sus ojos estaban clavados en mi, a la espera de que la poca tela que me cubría desapareciera, me lo quiete y entonces sonrió y me dijo:
    -"Aun te queda algo que debes quitarte"
Uff aquella voz me erizaba la piel, y su miraba me ruborizaba, pero estaba tan exitada, que no quise  hacerle esperar mas, me baje las braguitas a juego con el sujetador, y me quede completamente desnuda, ante la mirada de Mi Amo, esa mirada que parecía que me iba a comer.

No dijo nada, solo me miraba fijamente se recreaba con lo que veía, se acerco a mi, se puso detrás y me abrazo cojiendome de la cintura y susurrando al oído:
    -"Precioso lo que veo, estas hermosa, pero mas hermosa te veras cuando me regales tus orgasmos"
Bajo su mano hasta mi sexo, y comenzó a acariciarlo, Dioss!! estaba superhúmeda, deseosa, exitada, en pocas palabras cachonda como una perra, como la perra que el quería que fuese. Estuvo acariando mi sexo con diferentes ritmos, suave, lento, fuerte rápido mezclaba ritmos, así hasta llegar al climax, ese punto en el que no puedes mas, en el que las piernas te tiemblan y explotas ... Y  consiguió que disfrutase como nunca antes lo había hecho, Mi Amo sabia muy bien como hacerlo.
    -"Bien mi zorrita, vístete, esto no ha hecho mas que empezar y aun nos queda mucho día por delante"
Le sonreí y me vestí... sabia que me quedaba mucho día por delante y que seria mucho mas intenso que lo vivido hasta el momento...


No hay comentarios: