jueves, 13 de febrero de 2014

raquel del LVI al LX.

LVI

Mañana habrá luna llena.
Déjame sentir
que la estaremos viendo juntos.
Déjame llamarte mientras estás
viéndola en el jardín.
Yo estaré a tus pies, esperando
que decidas atarme, empaquetarme,
ser tu ofrenda a la luna.
Seré la ofrenda.
Déjame esperarte atada toda la noche
y abrázame cuando te levantes
y ya no esté la luna con nosotros.
Mañana habrá luna llena. ¡Lo deseo tanto!


LVII

Me llegan tus mensajes en blanco.
No sé qué significan,
ni qué quieres decirme,
y ese hueco penetra
en mi cuerpo y me duele.
¿La técnica también
está contra nosotros?


LVIII

Despierto esta mañana
sintiéndome tu perra
desde que abro los ojos.
Deseo que me uses por encima
de mi propio deseo.
Me ha encantado tu mano.
Me ha dolido no haberla conocido antes.
Me recuerda a la mano de Picasso.
Él creó a Jacqueline.
Tú me has creado a mí.
Será un día feliz,
pensando en tu fusta y en tus manos.


LIX

Mi cuerpo será como tú me digas.
Mi amor tiene tu nombre
y lo recordaré
viéndolo tatuado en mi piel.
El deseo da vida.
Tú eres la vida.
Yo seré lo que tú quieras que sea.

LX

¿Oyes la luna?
Te contará mis sueños.

Esclava luna.


Aklan.

No hay comentarios: