domingo, 29 de septiembre de 2013

Tuya.


Me gusta pensar que poco queda ya de aquella niña asustada y perdida a la que en sus primeros pasos en este mundo acogiste bajo tu protección, recuerdo con nostalgia aquellos primeros retos, la lucha interna para llevarlos a cabo y como rogaba, a veces en silencio y otras en voz alta, que no me soltaras.



El tiempo pasa y a medida que el miedo se difumina, lo que fui antes de ti también lo hace y deja paso a lo que soy contigo, Tu nena, Tuya, comienzo a sentirme segura y de vez en cuando, incluso, te digo "déjame hacerlo sola", el miedo a caer ha desaparecido, porque sé que si sucede seré capaz de levantarme y volver a intentarlo y aunque tu mano no sostenga la mía, estás a mi lado, atento al menor titubeo para amortiguar la caída, unas veces me dejarás caer para que aprenda a levantarme y otras me cogerás al vuelo para evitar que Tu pertenencia se rompa, la decisión es tuya y se que será la correcta y aunque muchas veces pregunte ¿por qué? es solo la nena curiosa la que habla, se que no hay respuesta posible, es así porque es como debe ser y eso es cuanto necesito.


Me muestro, ante ti, orgullosa de lo que has hecho de mi, anhelando esas ordenes que hacen que mi cuerpo se revolucione, suspirando de placer cuando tu poder impregna cada poro de mi piel, deseando servirte, complacerte y entregarte cuanto reclames de mi...ya nada queda fuera de tu alcance, no solo mi cuerpo te pertenece, también son tuyas mi mente, mi alma, mis sueños, mi locura y mi razón. Como he dicho poco queda de aquella niña, pero...por favor no me sueltes, ¿vale?, esta vez no es una suplica guiada por el miedo, es una petición meditada y segura porque se que mi sitio es a tus pies y no deseo estar en ningún otro lugar...

¿Rendida? Si. 
¿Entregada? Por supuesto. 
¿Tuya? SIEMPRE. 


clio.

2 comentarios:

chlohe{SA} dijo...

Ole, ole y ole clio un gustazo leerte, y un abrazo enorme por esa soltura.
Gracias por estar aqui.

_lady_sumi dijo...

queee bonitooo :))