viernes, 27 de septiembre de 2013

Sumisa, esclava y bella.

La caracterización de una persona como «bella», ya sea de forma individual o por consenso de la comunidad, a menudo se basa en una combinación de belleza interior, que incluye los factores psicológicos —tales como congruencia, elegancia, encanto, gracia, integridad, inteligencia, personalidad y simpatía—, y belleza exterior, es decir, atractivo físico, que incluye factores físicos—tales como juventud, medianidad, salud corporal, sensualidad y simetría—. 

Comúnmente se mide la belleza externa con base en la opinión general o el consenso de un grupo de personas. Un ejemplo de ello son los concursos de belleza como el de Miss Universo. La belleza interna, sin embargo, es más difícil de cuantificar, aunque en los concursos de belleza a menudo se afirma tomarla en consideración. Un importante indicador de la belleza física es la «medianía». 

Cuando las imágenes de rostros humanos se promedian para formar una imagen compuesta, ésta se acerca progresivamente cada vez más a la imagen «ideal» y se percibe como más atractiva. Este fenómeno se notó por primera vez en 1883, cuando Francis Galton, primo de Charles Darwin, construyó imágenes compuestas por superposición de fotografías de vegetarianos y delincuentes en búsqueda de una apariencia característica para cada uno de ellos. Al hacerlo, se percató de que las imágenes compuestas resultantes eran más atractivas en comparación con cualquiera de las fotografías individuales.

La investigación moderna sugiere también que las personas cuyos rasgos faciales son simétricos y poseen la proporción perfecta son más atractivas.

Esta es la definición de belleza, aunque yo creo que va mucho mas allá.



 Vamos a mostrar unas fotos de sumisas reales para ir hablando de lo que realmente es belleza para nosotras, para las sumisas que viven esta "locura" día a día.

La mujer es lo mas hermoso de la creación, y es verdad porque no hay nada mas hermoso que contemplarla en todo su esplendor, toda orgullosa de su cuerpo y de su alma.

Es maravilloso y perfecto mirarlas caminar, con ese contoneo rítmico que hace que tus ojos no puedan dejar de mirar sus caderas.

Toda mujer es bella, es un privilegio ser mujer y un don divino ser sumisa.

Mira nuestra belleza.




Jamás dejes de valorarte, tienes que saber que toda tu eres belleza y fortaleza.


Solo bellas por el solo hecho de ser mujeres.

Pero recuerda que nuestra belleza surge desde dentro, tienes que cuidar tu interior, aprender que lo bello está dentro de ti, en el interior de tu alma y de tu ser.
Como mujer te caracteriza la fuerza, la confianza y la seguridad. No importa cuantos tropiezos tengas en tu vida solo necesitas sacar de tu interior la autoestima necesaria para volver a emprender el vuelo.
La mujer es el tesoro mas valioso que hay sobre la tierra y cuando su corazón es humilde brilla con toda su intensidad. 

Para ser bella se tú, no intentes imitar a otras, ni ser una copia de ellas. Confía en ti misma, se autentica y valórate.

Cuando quieras estar bella, no lo hagas por nadie, solo por ti misma. Quédate bien contigo y el mundo te aceptara tal y como eres.

La belleza que atrae rara vez coincide con la que enamora.





Hay belleza interior en la mujer que cree en sí misma, en la mujer que consigue lograr todo cuanto se propone.

Hay belleza interior en la fuerza y determinación de la mujer que sigue su propio camino, sin dejarse llevar por los obstáculos de la vida.

Hay belleza en la mujer que se acepta tal cual es, que no siente la necesidad de ser como los demás esperan, sino que se atreve a ser ella misma: la mujer que realmente es.


En cada una de nosotras podéis observar la belleza tanto de un bonito cuerpo, una brillante mente o un alma pura y entregada. Para nosotras es más importante la belleza interna aun si cabe que la externa. Sentirse bien o a gusto con una misma es lo más importante. No dejarnos llevar por estereotipos o modas. Así somos y lo realmente importante no es que los demás nos vean preciosas y bellas, sino sentirnos únicas y lindas para nosotras mismas.

Las mujeres somos coquetas y nos encanta arreglarnos, esto es porque nos hace sentirnos segura de nosotras mismas. Lo más valioso que tenemos es nuestro interior, como somos como personas, más allá de un simple “eres guapísima”. No deberíamos caer en el error de pretender gustar a todo el mundo, todas somos preciosas para unos u otros. No tendríamos que descalificarnos por no cumplir los “cánones de belleza” cuando es algo que es efímero y que con el paso del tiempo, tarde o temprano se esfuma.

 Somos felices siendo como somos, a nuestros ojos somos perfectas con imperfecciones, pero no por ello menos mujer, preciosas todas, con encanto y embrujo. Aceptarnos tal y como somos, sin sentir la necesidad de ser como esperan que seamos. Aturdiéndonos a ser nosotras mismas. Una mujer. Una sumisa.

Y todo esto acaba en  mandamientos, como todo, jajaja.

 Amarás a tu Amo sobre  todas las cosas y no pronunciarás el nombre de tu Dueño en vano.

7 comentarios:

_lady_sumi dijo...

oooleeeeeeee queee guapassssssss arriba las mujeres, las sumisas y las bellezas que somos tanto por dentro comopor fuera.

chlohe{SA} dijo...

Una maravilla nuestras sumisas, tengo que dar las gracias a todas las que habeis querido colaborar conmigo en este post, estoy encantada de posar con vosotras en algo tan bello.

_luna__ dijo...

una perfecta definición de lo que es ser "bella"y sumisa
espero que mas de uno y de una se lo piense antes de juzgar el exterior.....aunque.....en el fondo ----que me importa lo que piensen los demás cuando a mi misma ya no he demostrarme nada
muaksssssssss!!!

pisum Dplata dijo...

nunca hay que avergonzarse de como es una, como bien dice el escrito la belleza se muestra de muchas formas.. y flava un placer haber participado con ustedes.. muakss

Vicente Atlantico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente Atlantico dijo...

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.” ... Y tomo esta frase de Antoine de Saint-Exupéry marcada como una gran enseñanza en su libro " El Principito " ... ¡¡¡ Felicidades flava ¡¡¡ por este paisaje que nos regalas , paisaje formado por frases medidas invitando a leerlas ávidamente para volver a releerlas pausadamente , un recorrido por las benditas fortalezas y debilidades de la mujer en general y de la mujer sumisa en particular ... Un paisaje con el valor añadido de saber que sus protagonistas a traves de fotos son sumisas cercanas , sumisas amigas , sumisas que saben ser sumisas ... ES por eso que las FELICIDADES con mayúsculas van para todas vosotras ... Y añado parafraseando al Principito “Fue el tiempo que pasaste con tu sumisa lo que Te hizo tan Importante.” ... Como siempre desde mi Huelva , un placer ...

noe dijo...

Que bonitooo !!

Que bonitooo !!

¿El siguiente sobre qué se hará?

:P