lunes, 30 de septiembre de 2013

Estadios del BDSM.


Se identifica con esa denominación a las etapas por las que frecuentemente pasan las personas que se acercan a la comunidad BDSM con el deseo de participar en dicha comunidad.


Generalidades.

El acercamiento a la comunidad BDSM y a las prácticas de dominación y sumisión, bondage, sadomasoquismo o intercambio de poder, suele seguir un proceso personal que ofrece un perfil común, en una gran parte de los casos. Se habla, en este sentido, de los diferentes estadios de aproximación al BDSM.


Estadios.

Estadio 1: el descubrimiento.

Frecuentemente, las primeras sensaciones son pre-pubertales o surgen coincidiendo con una situación de estrés, divorcio, separación, ruptura , etc.

Excepto para las personas de natural prefijado, en este estadio comúnmente no está clara aún la orientación, dominante o sumisa. En realidad, nadie tiene una naturaleza estrictamente dominante o sumisa al 100%, de característica genética. Es algo influenciable por la educación recibida, el entorno, la personal experiencia sexual, etc.

Estadio 2: la sensación de soledad.

Tanto dominantes como sumisas, en este estadio, están convencidos de ser los únicos que profesan esas sensaciones y esas tendencias, y no lo comentan con nadie, especialmente si se parte de una relativa falta de información sexual.

Estadio 3: los primeros pasos.
  
Las fantasías suelen implicar a menudo imágenes oníricas.

En este estadio, mientras reserva su fantasía para sí mismo, el sujeto comienza a experimentar, a menudo a solas, a veces incorporando a terceros en esas actividades, frecuentemente incorporando indistintamente roles dominantes y sumisos, de acuerdo con sus fantasías. En ese estadio, el sujeto busca a otros "iguales" y los encuentra. Se suceden los primeros pasos, aun llenos de recelo. Comienza a buscar información, a menudo en Internet.

Estadio 4: buscando al otro.

Generalmente, el estadio 3 conduce inevitablemente al 4, en el que se comienza a buscar de forma activa a otros que participan de las mismas inquietudes, pero además con una noción clara del perfil personal que se desea en el otro. Es frecuente que por el riesgo a "descubrirse", muchas personas se detienen en este estadio, sin progresar más. En el mismo, se suelen desarrollar problemas a la hora de priorizar el BDSM como parte de sus vidas. Los problemas son de tres tipos :
  • El sujeto desea sobre-priorizar sus sentimientos BDSM, colocándolos por encima de cualquier otro aspecto de su vida.
  • Algunas personas desarrollan problemas a la hora de encontrar el equilibrio entre su vida diaria y cotidiana, y sus actividades BDSM, tratando de ser una persona en un momento dado, y otra en el siguiente momento. Especialmente mujeres sumisas relatan problemas de esta naturaleza, en su rol como madre, por ejemplo, y sumisa.
  • Otro tipo de problemas, especialmente también para mujeres sumisas, nace a la hora de priorizar ideales: de una parte, se desea ser autosuficiente y fuerte, de otra, se tienen deseos y sentimientos de sumisión y entrega, en conflicto con lo anterior. Se le suele denominar a este aspecto la "teoría del back-stabber".

Estos problemas de prioridades, pueden conducir a la desilusión y la sensación de fracaso, por ejemplo por no encontrar la pareja adecuada a cuyo lado se desarrolle una relación gratificante.


Estadio 5: la reconciliación consigo mismo.

En este estadio, el sujeto comienza a comprender lo que ocurra en su interior. Un suceso importante en este estadio, es que el sujeto comienza a ser reconocido dentro de la comunidad BDSM, con independencia de su mayor o menor experiencia.

Estadio 6 : la búsqueda de pareja.

Puede existir ya una pareja accesible en este estadio, de todos modos, llega el tiempo en el que la pareja comienza a crecer juntos, en conocimiento mutuo. Para quien no tiene pareja, es el momento de comenzar con la búsqueda, con mejor preparación que en los fases anteriores.

Estadio 7: la época de la profundización.

Este es el estadio final, donde verdaderamente la relación comienza a florecer, donde la experimentación del común e interrelacionado aprendizaje, marca el inicio de una relación real dentro del BDSM.



Apuntes finales.

Estos estadios suelen ser comunes a dominantes y sumisos, pero pueden variar influenciados por la experiencia personal. No hay fronteras o líneas claras que separen uno y otro estadio, suele ser una situación muy fluida.

Tampoco existe un espacio de tiempo prefijado o usual, coexisten realidades de personas que tardan varios años en recorrer todos los estadios, junto con otras que lo hacen en un espacio de solo algunos meses. Además, no todo el mundo atraviesa todos los estadios. Hay personas que pueden interrumpir su evolución en uno u otro, y reaparecer al cabo de un tiempo o no recuperar el camino nunca más.

Información procedente de Wikipedia.

No hay comentarios: