viernes, 23 de agosto de 2013

Historias Prohibidas #003#

De un tirón de pelo, me saco de ese estado de placer en el que estaba sumergida. ¿Sabes contar? Parpadee un par de veces y afirme confusa...

Comenzó a azotarme y entre azote y azote, caricias para despistarme. Intentaba concentrarme en cuántos azotes llevaba, aunque me liaba…

Entraba y salía de mí a una velocidad de vértigo. No podía contar así, no estaba segura por cuál iba, solo deseaba que siguiese…


Que sus manos no parasen de acariciarme, que sus dedos no dejasen de entrar y salir de mí y por supuesto que no cesaran sus azotes…

No se me ocurría otro lugar mejor que envuelta en él. Todo lo que me hacía sentir, ese placer que llega a desbordarte, a superarte…

Se detuvo, mis gemidos cesaron y mi respiración volvía a la calma. Temblaba a punto de ponerme a llorar porque había parado…


Con un fuerte tirón de pelo y su boca a escasos centímetros de la mía me preguntó cuántos iban.
-Nueve.
Conteste sin estar muy segura...

Pasaron unos minutos,tal vez menos,hasta que acariciándome el pelo me dijo.
-Buena chica.
Menos mal, no sé cómo,pero llevaba bien la cuenta.

Retomó los azotes, más fuertes esta vez, más intensos, placenteros y dolorosos. Seguía contándolos mentalmente o al menos lo intentaba…

Esos dedos que no cesaban de entrar y salir de mí. Estaba a punto de irme. No duraría mucho más. Él lo notaba…



En un abrir y cerrar de ojos, lo tenía encima, follándome con la brutalidad que tanto ansiaba y necesitaba. Lo deseaba así.

No tarde mucho en dejar que el orgasmo me sumergiera en el placer, que sólo él sabía darme y proporcionarme sin esfuerzos…

Él no tardó mucho en llegar al suyo y derrumbarse entre mis brazos. Y entre risas y caricias nuestros pulsos se apaciguaron…

Sobre él, entre sus brazos, sintiéndome completa, notaba como el sueño se apoderaba de mí. Con unos de sus dedos en mi mentón…


Me levanto la cara, haciendo que lo mirase. En su boca una sonrisa.
-¿Cuántos han sido?
-Veintitrés.
-Duerme pequeña.



6 comentarios:

Lady dijo...

Los dientes largos me salen con estos relatos ñam ñammmmm
Muy bueno nena :****

pisum dijo...

ainsss que yo quiero de esoooo para poder dormir relajaita ;)

Anónimo dijo...

Vaya forma de escribir, me dejas pasmado con semejante relato, precioso, ojala pudiera llegar a esa altura en algun momento.
Sr_Iriondo

Mc Giber dijo...

Me ha encantado. De lo mejor que he leido ya ahora cada palabra retumba en mi cabeza, lo bueno es que solo tengo que cerrar los ojos para ver.
Gracias por tan buen relato.

Tio-Duro

Malagueño Morboso dijo...

Estos textos siempre me ponen a mil.

Muy buen blog... lo acabo de conocer pero desde ahora ya teneis un seguidor mas.

Saludos desde www.malagasensual.blogspot.com

noe dijo...

muchas thenkiuuuu a todooosss :)