lunes, 24 de junio de 2013

Labios.

Labios que no niegan,
labios que no mienten,
labios siempre preparados
para que su Dueño 
disponga de ellos.

Labios que desean
labios que imploran.

Honran y adoran 
al Señor de quien
son propiedad.


Cuando Tu los besas
el mundo se para
y solo importa 
ese momento,
nuestro momento.

Cuando los muerdes
mi cuerpo es recorrido
por miles de sensaciones
que hacen que una pequeña
exploción estalle en mi sexo.

Lo mas sublime
es cuando me regalas
esos ratitos de poder
rozar con ellos 
Tu polla,
de poder acariciarla con mis labios
de poder rozarlos con tu piel
es la máxima para mis
humildes labios.

Labios que necesitan 
recorrer cada centimetro de Tu piel.
Labios que anhelan que llegue 
el momento de poder darte placer.
Labios que conservan Tu sabor
y que solo y exclusivamente
son para Ti.
Labios que en cada momento
desean embriagarse con Tu saliva.
Labios que dibujan una sonrisa
enorme cada vez que mis ojos
te ven.

Tuya, por y para Ti, siempre.

3 comentarios:

MaestroPurpura dijo...

Labios... el eden sin puertas... Nuestro patio de juegos, el espejo de vuestras emociones...

Precioso texto flava!

Yoaky dijo...

...

Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.

No.
Te estoy besando más lejos.

Pedro Salinas.

Texto maravilloso, flava

iness cad dijo...

Gracias Flava por expresarlo tan bonito. Y gracias también a Yoaky: recordar a Pedro Salinas y su "Ayer te besé en los labios..." precioso.