lunes, 13 de mayo de 2013

El premio a sus servicios

No hay nada como alimentar a una esclava, una vez realizado su duro trabajo del día; para mantenerlas sanas y fuertes.


No hay comentarios: