miércoles, 24 de abril de 2013

Marca. (Pura Salceda)

Si tiendes la mano para entrar
no hay marcha atrás
ni refugios de mares blancos.
Vivirás cada minuto en la mirada de la noche,
libre y mío,
cuando todo es búsqueda, precipicio y salto.

Tus fauces atraparán otras presas
con las que sacies hambres de ausencia.
No se conocerá de ti otro canto
que el del cazador al acecho.
Tan sólo tú y yo sabremos
el significado secreto de las runas en tus ojos,
el trazo escondido de las fieras,
la marca en la piel del deseo
con el sabor aún caliente
de mis dientes de culebra
.


No hay comentarios: